5 Razones soprendentes, por las cuales pudieras no estar perdiendo peso

La primera ley de la termodinámica es la ley más importante a considerar cuando tu meta es perder peso. Lo que significa es que si comes más calorías de las que puedes consumir entonces gaanras peso y vice-versa. Aunque estés haciendo todo bien, si no comes menos de lo que tu cuerpo utiliza, no perderás peso y punto.

Por favor ten encuenta, que el tipo de calorías también importa – No quiero que se piense que está bien comer comida chatarra para perder peso. Mientras a corto plazo puedes bajar de peso comiendo menos que tu TDEE, a mediano y largo plazo solo habrás logrado dañar tu salud, dañar tu metabolismo, perder más músculo que grasa, y terminar ganando todo lo que perdiste una vez que empiezas a subir tus calorías, y créeme cuando te digo que subirás tus calorías, ya que es un efecto de la comida chatarra y de la vida moderna.

Además de la ingesta emocional, la cuál es otra razon ligada a la sobrealimentación, los alimentos que encuentras hoy en día en los supermercadoshan sido alterados quimicamente. Las compañías de alimentos gastan billones de dólares cada año en R&D para asegurarse que nadie pueda “comer solo una”.

2. Tu metabolismo se ha vuelto flojo y lento debido a una sobrecarga tóxica:

Además de comer comida quimicamente alterada, también estás ingiriendo cantidades enormes de toxinas no solamente a través de la comida, sino también por el aire y el agua que bebes y en la que tebañas. Solamente en los últimos 75 años, más de 80,000 químicos han sido creados. Nuestros cuerpos han tolerado y se han adaptado a las toxinas durante miles de años pero no a estos tipos de químicos que han sido creados por el hombre especificamente despues de la revolución industrial desde la segunda guerra mundial.

Si estás sufriendo de síntomas como hinchazón y gas, estreñimiento constante, tienes mal aliento u olor corporal muy fuerte, sufres por gripes continuamente entonces probablemente estes en estado de intoxicación. Como resultado, tu hígado y tu colon los cuales son los principales órganos que detoxican estan sobrepasados de su capacidad. Cuando esto pasa tu hígado no puede metabolizar la grasa que viene por el intestino delgado en estado semi-digesto. En este escenario tu hígado que se ha vueto lento simplemente la regresa al torrente sanguíneo y después es depositado como una adiposidad y engordas.

Las toxinas tambien deterioran e interrumpen tu peso el ciclo de la regulación del apetito alterando el balance hormonal causando un metabolismo lento. Este problema se agrava por el hecho de que la mayoría de nosotros no consumimos suficiente fibra.

La fibra, como sabemos, es lo que nuestro colon necesita para hacer su trabajo propiamente. Cuando esto sucede el colon no recibe el soporte necesario para remover las toxinas y otras particulas que no pudieron ser digeridas del cuerpo. Conforme pasa el tiempo, estas toxinas son reabsorbidas y mandadas al sobreestresado hígado para ser mas estropeado y causar más problemas y ganar mayor peso.

3.- No te estás moviendo lo suficiente:

Es posible perder peso sólamente haciendo una dieta, It’s possible to lose weight with dieting alone, pero ésto es de corta duración. 1 libra de grasa tiene 3,500 calorías, entonces necesitas crear un déficit de 500 calorías dirarias a tu dieta para bajar 1 libra por semana. Pero la realidad es que es muy diferente que a sólo esto. La pérdida de peso nunca es lineal. Tu genética está diseñada para amar la grasa.

Estar en un déficit calórico le da señales a tu cuerpo de que estas en tratamiento causando que el cuerpo alente su metabolismo para perseverar la masa grasa. Tu cuerpo trabaja sobre la suposiciónde que la comida es escasa (recordando que nuestra genética fué formada hace millones de años donde nuestros antepasados eran casadores y no tenian idea de cuál ni cuando sería su siguente comida, así que sus genes se adaptaron para amar la grasa como mecanismo de supervivencia).

Por cierto, cuando realizas alguna actividad física cuando tratas de perder peso, adivina que sucede a tu metabolismo – Se va hasta arriba 🙂

4. Tienes desequilibrios nutrimentales:

Cuando comes una dieta que comprende carbohidratos complejos, proteínas, grasas saludables y suficientes frutas y vegetales tu cuerpo recibe todos los nutrientes y fitonutrientes que necesita para funcionar efectivamente. Esto manda una señal fuerte a tu cerebro que dice algo así: Oye amigo, estoy satisfecho, no comas más.

Pero cuando comes una dieta que es deficiente en estos nutrientes que tu cuerpo necesita, empiezas a sentir hambre y antojos. Esta hambre es un simple llanto de tu cuerpo para que lo nutras con nutrientes que requiere para funcionar efectivamente.

Pero tu asumes o confundes que esta ansiedad es hambre y comes más.

Y no necesitamos señalar de que esta ansiedad te da por pizzas, donas, papas o dulces en vez de brocoli o manzanas cierto? De esta manera creas mas ansiedad y con el tiempo ésto te lleva a una adicción. ¿Sabías que hay estudios que confirman que el azúcar es más adictivo que la cocaina?

Así como millones de personas, te conviertes en un adicto al azúcar. El azúcar como sabemos, es la mayor razón de la epidemia de obesidad en el mundo donde aproximadamente 2 billones de personas tienen sobrepeso y 600 millones tienen obesidad.

5 Tienes una flora intestinal comrpometida y un intestino permeable:

Recuerda est frase: No solo eres lo que comes, sino lo que absorbes y digieres. Se estima que existen 100 trillones de bacterias vivas dentro del intestino humano, principalmente en el intestino grueso.

Alimentos como los aceites vegetales (Omega 6), comidas altas en azúcar, estrés, mal sueño, nos roba las bacterias buenas en nuestros intestinos – el tipo de bacteria que necesitamos para perder peso y mantener una buena salud. También sufres de inflamaciones crónicas las cuales te llevan a ganar peso y mala salud.

Para la mayoría de las personas cuando piensan en su intestino, piensan en hinchazón, gas o acidez. Es mucho más que eso. De hecho algunos científicos llaman al intestino “el segundo cerebro del cuerpo”. Es donde tu salud se origina, y en esencia, lo último en ciencia apunta que tú eres tan saludable como lo es tu intestino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s